Un texto micro para contar una ciudad

La Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza organiza el IV concurso de microrrelatos La calle de todos, que en su última edición tuvo casi 400 participantes, algunos incluso del extranjero

ASTRID OTAL BELTRÁN

Visibilizar Zaragoza en 1.500 caracteres con espacios. Apenas veinticuatro líneas para condensar paseos por las calles, recuerdos, hitos históricos, homenajes a monumentos o vivencias intrínsecas dentro la ciudad. “Buscamos que la gente se exprese, que hable de su ciudad, a la vez que se transmite al resto de la población que Zaragoza no solamente es el Pilar o el Puente de Piedra; que los barrios también son parte fundamental”, puntualiza Paco Felipe Ayala, redactor de la revista La calle de todos.

DSCF2005

Expresar con pocas palabras toda una historia

La revista, que pertenece a la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ), organiza un concurso de mircrorrelatos cada año. La idea, que ya va por la cuarta edición, surgió porque querían fomentar la vida cultural y la participación de los lectores; impulsar que la gente expresara la visión que tiene de Zaragoza. Raúl Garcés Redondo, el ganador de la primera edición del concurso, imaginó a un hombre que observaba la Puerta del Carmen; miraba con detenimiento los rasguños de épocas pasadas justo antes de situarse al frente para defender a la ciudad del enemigo francés. Pero también está ese matrimonio envejecido, ya abuelos, que recuerda en su casa el olor a azúcar quemado de los merengues y la primera vez que se dieron la mano en la plaza Paraíso, como describe Cristina Araújo Gámir, una de las finalistas de la segunda edición. En el último concurso celebrado el año pasado, Javier Martínez Aznar recreaba un paseo por la galería que terminaba a la salida del Portillo; el paso subterráneo que existía antes de que se construyera la estación de Goya. Su relato, Sergio bajo tierra, recorría el camino para llegar puntual a las citas con Lucía.

La participación en el concurso ha ido creciendo cada año: de los 100 microrrelatos que recibieron la primera vez a los más de 370 del pasado concurso. Paco Felipe Ayala, uno de los trabajadores de la revista La calle de todos, explica que el género de los microrrelatos está en auge, quizá, porque no requiere tanto esfuerzo como las narraciones de larga extensión: “los ciudadanos se animan, tienen ganas de expresarse y eso, sumado al boca a boca de la existencia del concurso, ha hecho que se incremente el número de microrrelatos que recibimos”. Y no solamente participan la gente propia de Zaragoza, sino que también reciben escritos de las demás provincias y partes del mundo: “el año pasado –recuerda Felipe Ayala- quedó finalista un hombre brasileño que redactó desde Japón”.

El éxito, para el redactor de La calle de todos, también se encuentra en que, además del dinero del premio, los textos de los ganadores y de los finalistas se publican en la revista, que tiene una tirada de 9.000 ejemplares.

Lo micro parece estar de moda, y ya sea organización de FABZ, del Ayuntamiento, de los colegios, de los institutos o de diferentes organizaciones zaragozanas, se ofrece al ciudadano participar en este tipo de concurso. A veces, con el tema libre; otras, con pautas determinadas. Pero lo que queda patente es que las personas se animan a escribir en pocas líneas, todo aquello que quieren transmitir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s